jueves, 17 de febrero de 2011

Nuestro lenguaje es tan rico y variado que entre frases hechas y refranes existe un abanico tan extenso que podemos encontrar en ellos la forma de explicar, casi, cualquier circunstancia.


Así después del partido acontecido anoche en el Emirates de Londres podría decirse que "la alegría va por barrios" dada la enorme rivalidad eterna entre "blancos y culés" resulta que una derrota suya parece una victoria nuestra. Pero a veces el deporte como la vida nos da lecciones de las que debemos aprender, porque no siempre los dichos o los refranes tienen la razón, porque en un mundo en el que hasta en las guerras existen vencedores y vencidos algo no funciona correctamente. "Un mundo que hace de las desdichas ajenas su felicidad propia solo puede ser un mundo amargamente feliz" (Emilio José Calvo Ramos).


En las guerras en las que la gente muere nunca se gana, excepto en las mentes de cabezas atroces que no conceden valor a ninguna vida que no sea la suya. A veces hacemos del deporte nuestra guerra particular en este mundo tan sereno en el que lo más agitado que vemos en nuestras vidas son las olas en los días de temporal en la "gran pequeña pantalla"; por eso el fútbol es nuestro particular caballo de batalla, y convertimos el cesped en nuestra trinchera desde la que atacar al enemigo hasta hundirle, para celebrar su derrota más incluso que nuestras victorias.


Pero el deporte no es eso exactamente, el deporte es la pasión pero también la razón, esa que nunca debe cegar nuestra mirada hasta el punto de que el odio nos la ensucie... el deporte es solo eso, o tal vez sea todo eso, pero en ningún caso debe hacer que la sangre llegue al río.

Y anoche perdimos todos aún resultando todos ganadores... perdimos porque "nuestro equipo" cayó derrotado en un partido en el que jamás mereció ese adverso resultado; pero ganamos porque en el fondo vimos un hermoso partido de fútbol, deporte en estado puro si acaso ensombrecido por un árbitro que no estuvo a la altura.


Pero lo que realmente importa es que, de una manera u otra, siempre habrá gente feliz... al menos amargamente.


Un saludo a tod@s.

 


Tags: Messi, FC Barcelona, Arsenal, Londres, Felicidad, Champions League, Real Madrid

Publicado por emilioaudaz @ 22:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios